De Puan a México, modelo y empresaria en un "paraíso sin turistas"

Lucrecia López Pianciola vive en Playa del Carmen con su marido y sus tres hijos. Reside en el país desde los 19 años, cuando llegó contratada por una empresa de modelaje y ahora trabaja en Bienes Raíces. “Hoy las playas están cerradas al igual que los hoteles”, dijo.

 La puanense Lucrecia López Pianciola, vive con su familia en Playa del Carmen, ubicada en el municipio de Benito Juárez y una de las ciudades del Estado de Quintana Roo más afectadas por la pandemia luego de Cancún.

 

En Quintana Roo –en la península de Yucatán- con 1,3 millones de habitantes, hubo 3 mil casos confirmados, 2054 personas recuperadas y 523 muertes, desde el inicio de la pandemia.

 

Además, en las últimas horas el país superó los 200 mil casos confirmados de contagios y con 25.060 muertes, es el cuarto país más afectado de latinoamérica, detrás de Brasil, Perú y Chile y está N° 11 en la lista mundial.

Lucrecia junto a sus hijos Román (7), Matteo (9) y Gael (17). 

 

Por ello, pese a que en las últimas dos semanas se levantaron varias restricciones, el impacto de la proliferación del virus Covid 19 transformó al “paraíso del turismo” en un  “paraíso sin turistas”.

 

“Las playas están cerradas al igual que los hoteles. Si las autoridades te ven en la playa automáticamente te invitan a retirarte. Legalmente, nadie puede acceder a playas públicas ni privadas”, contó. 

 

“El gobierno anunció que los hoteles abrirán sus puertas el 2 de julio. Algunos, en la Riviera Maya, están abiertos como el Hard Rock, pero como las playas están cerradas solo pueden utilizar las áreas de albercas”, dijo.

Por otra parte, comentó que los centros comerciales ya abrieron sus puertas y es notable la circulación de personas locales, aunque el turismo aún no se ve llegar pese a que el aeropuerto de Cancún está abierto.

 

No obstante la ausencia del turismo, desde que avanzaron a la Fase 3, hace quince días, se puede ver a la gente caminando por las calles y un hay tráfico considerable.

 

“Hace dos semanas los restaurantes abrieron sus puertas, con las medidas preventivas  que exige el sistema de salud, con una distancia de 5 metros entre cada mesa, el uso obligatorio de cubrebocas al ingresar y la toma de temperatura”, contó.   

"Los supermercados siguen igual: solo puede ingresar una persona por familia y sin niños. Los gimnasios aún permanecen cerrados”, comentó.

 

En la  etapa 3, que es la que transitan en la actualidad, quitaron el toque de queda, que consistía en que solo podía salir una persona manejando su vehículo con un acompañante y hasta las 22. 

 

“Al quitar el toque de queda es impresionante lo que se ve en las calles. Transita demasiada gente, carros –vehículos- con pasajeros 3 o 4 personas. En las calles se nota el tránsito y los centros comerciales ya son muy visitados”, dijo.

Lucrecia López Pianciola, la puanense que añora volver a pisar la arena de Playa del Carmen.

 

“Esto es muy preocupante, porque podríamos tener una gran recaída. Entiendo que ‘estamos hartos del encierro’, pero hay que cuidarnos entre nosotros y a los nuestros”, opinó.

 

Hoy siento que la frase del día sería: ‘A  todos nos va a dar’, por eso hay que cuidarse y cuidar a los nuestros”, señaló. La puanense es, en la actualidad, asesora de Bienes Raíces, cuya actividad estuvo parada en los primeros dos meses. 

 

“Se volvió a activar hace 15 días aproximadamente y hay bastante circulación de empresarios interesados en invertir en esta época de COVID y aprovechar las oportunidades qué hay en el mercado”, dijo.

 

Como mamá de tres hijos, Gael, Mateo y Román Cruz, los acompañó en el aprendizaje por clases virtuales, que finalizaron el 19 de junio y se retomarán el 2 de agosto, aunque no hay definiciones sobre si la vuelta a clases será virtual o presencial.

 

“Ha sido una gran experiencia ser miss de mis hijos. Le puse todo el amor, lo disfruté mucho y aunque por momentos, quería tirar la toalla, hicimos un gran trabajo con mis niños”, contó.

 

“Felicito a todas esas mamás que fueron Misses, en esta época. No es fácil la labor de maestra, mis respetos a todas ellas”, comentó. “Realmente esto nos sorprendió a todos. Estamos deseosos de recibir nuevamente al turismo y confiamos en q así sea. Nuestro anhelo es que ya nos abran nuestras playas que tanto extrañamos”, dijo. (La Nueva)

Escribir comentario

Comentarios: 0