Prueban el primer medicamento para tratar la tartamudez

La tartamudez es un trastorno del habla que trae problemas

frecuentes y considerables de fluidez y continuidad al hablar.

El trastorno comienza durante la niñez y, en algunos casos, persiste durante toda la vida. Se caracteriza por las interrupciones en la producción de los sonidos, también denominadas “disritmias” o “disfluencias”.

 

La mayoría de las personas producen breves disritmias de vez en cuando. Por ejemplo, se repite algunas palabras, y otras van precedidas por “mm” o “eh“. No constituyen necesariamente un problema; sin embargo, pueden dificultar la capacidad de comunicación de las personas que producen demasiadas de ellas, señalan desde la American Speech-Language-Hearing Association.

 

En la mayoría de los casos, la tartamudez afecta algunas actividades cotidianas. Para algunos, las dificultades de comunicación sólo suceden durante acciones específicas; por ejemplo, cuando hablan por teléfono o ante un grupo grande de personas. Para la gran mayoría restante, sin embargo, los problemas aparecen en toda una variedad de situaciones en el hogar, en la escuela o en el trabajo. A raíz de esto, es posible que algunas personas limiten su participación en ciertas actividades.

 

 En este contexto, un equipo dirigido de la Universidad de California (Estados Unidos) probó el fármaco llamado “ecopipam” y descubrieron que reduce los síntomas de tartamudeo. Los resultados del estudio, publicado en la revista Annals of Clinical Psychiatry, fueron “positivos”. Los autores del trabajo destacaron que impacta en una mayor fluidez del habla, una lectura más rápida y una duración más corta de los eventos de tartamudeo.

 

Según el psiquiatra y neurocientífico Gerald Maguire, ecopipam fue bien tolerado por los participantes del estudio. “No mostraron efectos adversos graves y no hubo señales de aumento de peso o trastornos anormales del movimiento”, apuntaron.

 

Maguire agregó que el medicamento “se probará próximamente para determinar su eficacia y seguridad en pacientes adultos que tartamudean en un ensayo clínico más grande. Si se encuentra que ecopipam es un tratamiento potencialmente seguro y efectivo, se avanzará en buscar la aprobación de la FDA. Se podrá convertir en el primer medicamento para tratar el trastorno, un desarrollo significativo para millones de personas alrededor del mundo que tartamudean, dándoles esperanza y bienestar”, comentó Maguire. (De la Bahía)

Escribir comentario

Comentarios: 0