“Foro de seguridad”, para encubrir la responsabilidad del Estado con una ficción de participación ciudadana

A mediados del mes de junio, vecinos de Darregueira autoconvocados a través de las redes sociales reclamaron, mediante una marcha, a las autoridades municipales, policiales y judiciales por su inope-rancia ante una seguidilla de hechos de inseguridad ocurridos en la localidad.  

La respuesta por parte del Ejecutivo municipal y los diferentes bloques del Concejo Deliberante fue reflotar la formación del Foro de seguridad municipal.

La Ley de creación de los Foros de Seguridad en el territorio de la Provincia no es otra cosa que el in-tento de transferirle al conjunto de la sociedad las responsabilidades que son del Estado y que él mismo incumple. Esta responsabilidad queda explícitamente establecida por la misma Ley en su artículo 2.- La seguridad pública es materia de competencia exclusiva del Estado y su mantenimiento le corresponde al Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. La seguridad pública importa para los ciudadanos, el goce y ejercicio de sus derechos, libertades y garantías constitucionales. 

Fue promulgada en el año 1998  por el entonces gobernador Eduardo Duhalde e incorporaba a la co-munidad al ¨sistema de seguridad pública¨ con la atribución de ¨Entender e intervenir en las cuestio-nes y asuntos atinentes a la seguridad pública municipal¨ sin más especificaciones. La ley  pretendía, de esa forma, encubrir la responsabilidad del Estado con una ficción de participación ciudadana, a tra-vés de ´foros´ que carecen de cualquier injerencia o control real sobre lo que ocurre en las comisa-rías.

Cuatro años más tarde, la masacre de Avellaneda y los asesinatos de Darío Kosteki y Maximiliano San-tillán a manos de la bonaerense, provocarían el final anticipado del interinato presidencial del creador de los foros.

En Noviembre de 2012 Scioli, entonces Gobernador, anunció que potenciaría el rol de los foros de seguridad y un año más tarde designó a Alejandro Granados al frente del Ministerio de Seguridad de la Provincia. 

Impulsor de la policialización de las problemáticas sociales, abierto defensor de la “mano dura”, de la “justicia por mano propia” y señalado por su responsabilidad como intendente en la actuación de “escuadrones de la muerte” y casos de “gatillo fácil” en Ezeiza, Granados estuvo presente en Darre-gueira en ocasión de la inauguración de la comisaría de la mujer con la presencia de toda la dirigencia municipal, incluidos los concejales, tanto oficialistas como opositores.

La inseguridad es un aspecto de la corrupción del Estado. Es necesario abrir los libros de las comisa-rías a comisiones populares electas para tal fin, llevar a fondo el juicio y castigo en las causas de co-rrupción policial y judicial, encarcelar a todos los responsables de gatillo fácil, desmantelar los apara-tos de inteligencia y abrir sus archivos. Votemos al Frente de Izquierda.

 

Partido Obrero de Puan en el Frente de Izquierda

 

Escribir comentario

Comentarios: 0